La Ordenanza de Rehabilitación de Edificios de Barakaldo incluirá los criterios sociales y medioambientales propuestos por Irabazi Inprimatu
2017/12/20

Ayuntamiento de Barakaldo

Nota de Irabazi:

En la Comisión de Urbanismo realizada este miércoles se ha aprobado el proyecto de acuerdo de la nueva normativa con los votos a favor de todos los grupos municipales salvo el PP, que anunciará su posicionamiento en el Pleno de diciembre. Será entonces cuando se dé el último paso para que entre en vigor una ordenanza “más que necesaria”, según Irabazi, porque “Barakaldo carecía de esta normativa y su parque de viviendas necesita actuaciones inmediatas”.

La futura Ordenanza de Rehabilitación de Edificios de Barakaldo incluirá las enmiendas presentadas por Irabazi referentes a criterios sociales y medioambientales. El proyecto presentado en la Comisión de Urbanismo realizada este miércoles ha contado con los votos a favor de todos los grupos municipales salvo el PP, que anunciará el sentido de su voto en el Pleno de diciembre. Irabazi ya ha anunciado que votarán a favor en la sesión plenaria del día 28, fecha en la que se aprobará de manera definitiva, ya que consideran que esta normativa es “más que necesaria”. Maider Urbaneta, concejala de la coalición formada por Ezker Anitza-IU, EQUO e Independientes, subraya la importancia de esta ordenanza ya que Barakaldo “carecía de una normativa de este tipo”.

Gracias a las enmiendas presentadas por Irabazi, se aumentarán los porcentajes de ayudas a las rentas más bajas, con incremento en función de las hijas e hijos menores de edad de las familias, y se incluye un tramo más para las rentas medias. Además, los edificios de más de 50 años también podrán optar a la subvención tan solo mejorando en un grado la calificación energética.

“El parque de viviendas del municipio necesita actuaciones inmediatas porque es muy antiguo”, subraya Urbaneta, “esto hace prácticamente imposible alcanzar una calificación C, que exige la instalación de paneles solares, aislamientos, calderas de última generación e incluso geotermia o biomasa”. Por ello, el salto de una de las escalas inferiores a una superior ya supone bastante reducción en contaminación y gasto energético, aclara la concejala de Irabazi. “Pasar de una calificación F a una E en un piso puede reducir las emisiones de CO2 hasta en un 40%”, concluye.