Un grupo de nazis asalta y destroza Ca l'Estudiantat, espacio liberado en la Universitat de València Inprimatu
2015/05/24

Imagen del ataque

Anoche un grupo de nazis asalto y destrozo el espacio liberado y auto gestionado, Ca l'Estudiantat que está en la universidad de Valencia. Este grupo destrozo la puerta, tiro los muebles y el material del espacio por el suelo y realizo pintadas nazis. Este no es el único espacio que ha sufrido este espacio pero si el más grave, anteriormente ya habían sufrido amenazas e intimidaciones. Desde Ca l'Estudiantat hacen un llamamiento a movimientos sociales, asambleas, medios de contra comunicación… a mostrar la repulsa por este ataque y a seguir trabajando por este espacio.  

Nota de Ca l'Estudiantat:

Anoche, entorno a las 22.30, se nos comunicó desde la Asamblea Interuniversitaria que el ámbito universitario se había visto nuevamente amenazado por ataques fascistas, esta vez más virulentos. Aprovechando que había “jornada de reflexión” y, por ende, que la Biblioteca de Humanidades Joan Reglà estaba cerrada y vacía de gente, intentaron acometer contra la iniciativa que supone el espacio autogestionado, y de clara línea anticapitalista y antirracista, así como antifascista, Ca L’Estudiantat.

Por la tarde ya habían intentado descolgar una de las pancartas de resistencia de este espacio, aunque sin ningún éxito ya que ante la llamada de atención de un compañero salieron huyendo. Sin embargo, según el testimonio de un compañero que salió de allí entorno a las 22:00 y volvió a las 22:25, durante el tiempo que permaneció vacío el espacio, arremetieron contra el mismo destrozando por completo una de las puertas y creando desperfectos en el mobilario. De forma agresiva y amenazadora llenaron el espacio de pintadas nazis tales como la “cruz céltica” o frases tales como “a correr” o “los fascistas seguimos aquí”, y derribaron algunos muebles a fin de demostrar su supuesta fortaleza en un claro intento de intimidación. Así lo relata el compañero que se encontró con los desperfectos: 'Anoche salí de “Cale” a las 22:00 y a las 22:25 volví con la bici. Cuando llegue vi que la puerta estaba abierta y reventada en el suelo, por lo que me puse a avisar a la gente. Me encontré al de seguridad, le informe de lo que había pasado y fuimos a Ca L’estudiantat. Allí ya no había nadie, pero vimos que aparte de la puerta destrozada había pintadas por dentro y por fuera, muebles en el suelo y papeleras vaciadas por la sala. Fue viniendo gente para ayudar a recoger y ver un poco que se iba a hacer a raíz de esto. El de seguridad dio parte a la policía, puesto que ante cosas así la universidad tiene obligación de hacerlo. Estuvimos recogiendo y limpiando un poco y nos fuimos, quedándose el de seguridad para atender a la policía. Y posteriormente, vinieron de la policía científica y de atestados para investigar, aunque nosotras ya estábamos fuera y nos fuimos. Eso es básicamente lo que pasó'.

Este espacio, defendido por parte de profesorado, parte de administración así como de movimientos sociales, colectivos y otros espacios de València, se situó hace unas semanas en el punto de mira la Facultad de Filosofía y su dirección, ya que esta requirió la inactividad del espacio para destinar sobre él “otra finalidad”. A ello se suma este ataque fascista, que no ha sido el único acontecido en la universidad en lo que va de año. Intimidaciones por los pasillos, pancartas reventadas en pro de la Universidad pública o de Ca l'Estudiantat, pegatinas y 'visitas' de calado fascista, puro y duro. Hacemos pues un llamamiento a organizaciones, asambleas, colectivos, medios de contracomunicación, movimientos sociales para que den su apoyo más directo y sincero, su repulsa transversal y la entera solidaridad que nos mueve, a aquellas personas que queremos ver nuestra realidad más próxima y la más lejana, una siembra de liberaciones, de emancipaciones y de recuperación de nuestras integridad vital como seres humanos. Este espacio asaltado, se ha erigido como un espacio más entre tantos; y son los neo-nazis los que enaltecen una vez más el 'Viva la muerte'.

“En este momento, Millán Astray no se pudo detener por más tiempo, y gritó: “¡Abajo la inteligencia!” ¡Viva la muerte!”, clamoreado por los falangistas. Pero Unamuno continuó: “Este es el templo de la inteligencia. Y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir. Y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha...”

Unamuno y la heroica batalla del Paraninfo.

Así pues desde ayer, y ahora y aquí, nos disponemos a seguir trabajando y luchando, viviendo y formándonos. Haremos frente a cualquier ataque fascista, ataques que suponen la defensa del gran capital y del sistema de miseria al que nos quieren condenar. Nos mantendremos en pie y en defensa de la autogestión y en pie de guerra contra el capitalismo, seguiremos fortaleciendo vínculos y bases. Pobres de aquellos que se piensen que algo podrán detener; la Universidad pública de València se tendrá posicionar, lo que sabemos y reafirmamos es que Ca l'Estudiantat resiste, por encima de fascistas y especuladores de nuestros espacios universitarios. Agradecemos el apoyo directo, cada muestra de solidaridad y de empatía, entre todas, TODO.

NI UN PAS ENRERE. Ca l'Estudiantat, resistim, lluitem, vivim.