Yesca: “Ni nos vamos, ni nos echan, que se vayan ellos” Inprimatu
2015/04/21

Marcha de las antorchas

Mañana a la tarde noche comenzaran los actos conmemorativos del 23 de abril, Villalar de los comuneros y día nacional de Castilla. Villalar de los comuneros es un pequeño pueblo de Valladolid en el que  tuvo lugar el 23 de abril de 1521, una de las batallas más importantes de la revolución de las comunidades de Castilla, entre el ejército popular de las comunidades castellanas y las tropas de Carlos V. En esta batalla el ejército comunero fue derrotado y supuso el principio del fin de la revolución de las comunidades. Desde Herrikolore nos hemos puesto en contacto con la organización juvenil independentista Yesca, para que nos cuente que es el Villalar de los comuneros y su historia. También nos han explicado su planteamiento para mañana y el propio día de villalar y sus reflexiones sobre el día. En el interior encontraremos toda la entrevista.



Herrikolore: En primer lugar, Explicarnos que es Villalar de los comuneros y que es lo que se conmemora ese
día.

Yesca: Villalar de l@s comuner@s es un pequeño pueblo de Valladolid donde tuvo lugar una de las batallas más importantes de la Revolución de las Comunidades de Castilla, el 23 de Abril de 1521, entre el ejército popular surgido de las ciudades castellanas y las tropas imperiales de Carlos V. La derrota comunera en esta batalla, supuso el inicio del fin de aquella Revolución, que sucumbiría un año más tarde con la caída de la ciudad de Toledo (comandada, por cierto, por una mujer, María Pacheco).

Las primeras conmemoraciones en dicho pueblo se empezaron a celebrar ya a principios del siglo XIX por parte de algunas figuras liberales, como el héroe guerrillero castellano el Empecinado, que buscaban recobrar ese espíritu de soberanía y progreso que representan en nuestra memoria colectiva l@s comuner@s, y poco a poco se fue consolidando la fecha hasta el parón que supuso la Dictadura franquista. Aún así, no fue hasta 1976, en plena Transición, cuando Villalar vuelve a ser el centro simbólico de las reivindicaciones políticas, sociales y nacionales del pueblo castellano. En esos años las concentraciones eran reprimidas violentamente por las tanquetas de la Guardia Civil, pero a pesar de ello el pueblo castellano seguía acudiendo a la cita cada vez más, llegando a la cifra de 200.000 personas en 1978. Eso le demostró al Régimen que no iba a poder parar mediante la represión el proceso de concienciación que se estaba gestando en nuestro pueblo, con lo que pasó rápidamente a cambiar de estrategia y a intentar asumir la festividad en el marco del autonomismo y la folclorización. Por suerte, nunca han llegado a conseguirlo y Villalar sigue siendo un símbolo de lucha política por la soberanía del pueblo trabajador castellano.

Para nosotr@s, el 23 de Abril es un símbolo de la resistencia comunera en Castilla, ya que como dice nuestro himno nacional “desde entonces ya Castilla no se ha vuelto a levantar”, y aunque eso no es del todo cierto, sí que creemos que supuso un antes y un después en la historia de nuestro pueblo, pero también en la historia global, ya que no podemos olvidar que en ese momento se estaba gestando el primer imperio capitalista mundial de la historia, con la reciente conquista de América. El propio Carlos Marx describió ésta como “la primera revolución moderna seria”, y así podría haber sido de haber triunfado. Pese al momento histórico en que se dio, la Revolución comunera tuvo unas reivindicaciones muy avanzadas para la época: una mayor representatividad política del pueblo, una mayor igualdad social, el respeto a la soberanía política y económica de Castilla como sujeto nacional, etc. Salvando las distancias históricas, nosotr@s acudimos a Villalar como comuner@s del siglo XXI, como hereder@s de ese hilo morado de nuestra historia como pueblo. Porque es imprescindible tener memoria para seguir luchando en el presente para construir un futuro mejor para nuestro país.

 

alt=""

HK: Este año hacéis un planteamiento nuevo de cara al 23 de abril, ¿cuáles son las carencias que ha habido en los últimos años y porque este nuevo planteamiento?


Yesca: Como decíamos antes, una de las estrategias del Régimen para acabar con Villalar ha sido el de intentar transformarlo en una feria de folclore carente de contenido político. En tiempos de Aznar como presidente autonómico se llegó incluso a intentar deslocalizar los actos, pero la gente seguía acudiendo a Villalar y dando la espalda a los actos institucionales. En ese sentido, es posible que se haya conseguido en parte ese objetivo, sobre todo de cara a la gente más joven.

En Villalar siempre ha habido un ambiente festivo, de alegría colectiva, de representaciones musicales, de comer en hermandad, de cantar, de bailar y de pasarlo bien. Esto nos parece muy positivo, por supuesto, pero no podemos dejar de tener en cuenta el carácter político de la celebración. En nuestra carpa se han hecho muchos conciertos musicales con grupos de todo tipo y que han aglutinado a miles de jóvenes, y eso se seguirá haciendo seguramente, pero este año hemos decidido no hacer ningún concierto. No queremos que la excusa para venir a Villalar sea ver un grupo de música: creemos que las circunstancias políticas actuales son lo suficientemente graves como para que la juventud asuma el momento histórico en el que vivimos y la necesidad de organización y lucha del pueblo trabajador castellano.

Por otro lado, está también el tema del consumo de alcohol u otras drogas. Desde Yesca siempre hemos tenido una postura muy crítica con el consumo de las mismas, intentando no caer en criminalizar a la juventud que se desahoga con ellas, pero sin olvidar el trasfondo político del ocio consumista al que nos vemos arrastrad@s. Tenemos memoria; nuestros barrios han sufrido la lacra de la heroína en los 80, hemos visto la complicidad entre autoridades y narcotraficantes, hemos tenido militantes amenazad@s de muerte por esos mismos sujetos. En nuestros espacios hemos sido siempre muy tajantes con esto, y pensamos que como jóvenes tenemos una responsabilidad con el tipo de ocio que fomentamos, por ello este año se ha presentado un programa de actividades alternativo, en el que prima la actividad política y la convivencia entre jóvenes, y no el disfrute individualista y consumista. Creemos que esta es una opinión compartida también por otras organizaciones políticas que acuden a Villalar. Por eso vamos a intentar que mucha gente joven esté participando en los mismos y que siga cundiendo el ejemplo para próximos años.

HK: ¿Cuáles son los objetivos que tenéis de cara al Villalar de los comuneros?

Cartel de yesca a favor del villalarYesca: Villalar es el momento del año en el que cogemos aire y fuerza para continuar la lucha los otros 364 días del año. Nos juntamos militantes de todas las provincias, que es una cosa bastante difícil teniendo en cuenta nuestra realidad territorial, y compartimos nuestras experiencias de lucha, nuestras ilusiones, nos paramos por un momento a contemplar la fuerza colectiva que genera nuestro proyecto político. Es por tanto, una fecha en la que de alguna manera nos reforzamos internamente como organización, pero es también el día en el que mejor podemos mostrar este proyecto ante nuestro pueblo, junto al resto de organizaciones del Movimiento Popular Castellano (IZCA, Mujeres Castellanas, etc.).

Por otro lado, el 23 de Abril es día festivo únicamente en la autonomía de Castilla y León, por lo que en el resto de comunidades intentamos hacer un trabajo previo para que esa fecha se tenga en cuenta como día nacional y no sea vista como una festividad autonómica ajena. Este año hemos realizado tareas de agitación y propaganda en 13 de las 17 provincias, incluyendo pegadas de carteles, charlas y homenajes comuneros como los de Burgos o Mora (Toledo).

A lo largo del año participamos en muchas y diferentes luchas políticas y sociales de manera unitaria, pero somos muy conscientes de que la construcción nacional en Castilla es una tarea fundamentalmente nuestra. Esta es una dinámica que, aunque está empezando a resquebrajarse, sigue siendo entristecedora, pero la realidad es que la izquierda española no tiene un proyecto para nuestra tierra y aunque se llenen la boca hablando de conceptos abstractos como el derecho de autodeterminación y el federalismo, de momento no han movido un dedo para llevar eso a la práctica. A principios de los 80, con la construcción del Estado autonómico, la izquierda española fue responsable, ya sea por colaboración o por omisión, de la partición autonómica de nuestro pueblo. Lejos de recriminarles nada, preferimos asumir esta lección de la historia y ponernos manos a la obra para devolver a nuestro pueblo al lugar que le corresponde, ya que nadie lo va a hacer por nosotr@s. La conciencia nacional castellana avanza de manera irrefrenable, especialmente entre los sectores más conscientes y militantes de la juventud, como es en el caso de Madrid. Es además una pieza clave para resolver la cuestión nacional en el conjunto del Estado español, y por eso mismo se convierte en inevitable para el programa de cualquier izquierda coherente, y a su vez en un problema para quiénes quieren mantener el estatus quo del actual Régimen. Por ello el mes de abril nos volvemos un poquito más castellanistas y comuner@s y ensalzamos la necesidad de un proyecto político para Castilla. Quienes quieran sumarse en este camino serán por supuesto bienvenid@s.


HK: Cual es la programación que habéis preparado para los días 22 y 23 de abril

programa del Villalar de los comunerosYesca: Antes de nada hay que explicar que los actos de Villalar se concentran siempre entre la noche del 22, de carácter más juvenil y festivo, y la mañana del 23, donde tienen lugar los actos de carácter más político, con los homenajes florales y mítines de las diferentes organizaciones políticas que acuden a la campa.

Este año, dentro del nuevo formato que hemos querido darle a la noche del 22, hemos preparado una serie de actividades como son diferentes juegos populares , una gymkana comunera, la realización de murales, etc. y también por supuesto no faltará la música con pinchadiscos. Pero el acto central consistirá en una marcha nocturna de antorchas, que recorrerá el pueblo culminando con un homenaje a la resistencia comunera en el monolito. Por ello, nuestra carpa permanecerá durante una hora cerrada y se hará un llamamiento a la juventud a secundar la marcha. Con esto hemos pretendido salir de la dinámica de todos los años de hacer actos políticos en nuestra carpa, para salir a hacerlos a las calles, que es donde tiene que estar la juventud militante castellana, sea de noche o de día. Creemos que es algo muy simbólico y que va a tener repercusión entre la gente que acude a Villalar, y de hecho sabemos que gente de otras organizaciones también ha visto con buenos ojos la idea, por lo que será un precedente para otros años.

Para el día 23, los actos serán similares a años anteriores con la manifestación por el pueblo y los diferentes homenajes florales en la plaza, y nuestra presencia en el acto político del Movimiento Popular Castellano. La novedad este año es que vamos a recorrer las tiendas haciendo un “despertador comunero” y a invitar a la juventud a una chocolatada para que cojan fuerzas y vayan a los actos. Cada año el Presidente de la Junta y diferentes responsables políticos acuden a hacer la pantomima a Villalar, y son recibidos entre abucheos; no puede ser que los responsables de nuestra miseria se paseen en nuestra cara y la juventud castellana esté durmiendo.

HK: Entre otras cosas, reivindicáis que la juventud no se tenga que ir de Castilla, ¿cuál es la situación actual de la juventud castellana?

Yesca: En los últimos años se está hablando mucho de la emigración y de la “juventud exiliada”, como ahora le llaman ciertos discursos. Para nosotr@s, que tenemos conciencia de pueblo, el tema de la emigración no nos pilla de nuevas. Castilla es un país que conoce muy bien la emigración ya desde al menos el siglo XIX, cuando nuestros abuelos y abuelas marchaban a América latina o Europa. Esta situación no ha hecho más que agravarse desde entonces; sólo en la década de 1960, con la política desarrollista del franquismo, más de 1 millón de personas tuvieron que abandonar sus pueblos para convertirse en mano de obra barata, ya fuera en otras provincias castellanas o en las zonas industriales del País Vasco, Cataluña, Valencia o Asturias. Porque aunque pueda parecer menos grave, la migración interna que sufrimos también ha tenido consecuencias muy dañinas para nuestra tierra, teniendo en cuenta que la mitad de la población castellana (6 de 12 millones) vive actualmente en la provincia de Madrid, mientras que hay zonas de Soria y Guadalajara que tienen una densidad de población igual a la de Siberia. El tema de la emigración y la despoblación rural es fundamental para entender por qué Castilla necesita un proyecto político de conjunto que proponga una vertebración económica y territorial como la que tuvimos siglos atrás.

Evidentemente, todo este tema se ha agravado con la actual crisis económica y las políticas de la UE respecto a nuestra industria y sector primario. Actualmente en Castilla hay un paro juvenil del 55%, con datos muy alarmantes en el sur, donde algunos pueblos manchegos concentran hasta un 80% de paro juvenil. Esto es una realidad insostenible realmente, y aboca a la juventud a la precariedad, a la emigración o situaciones de criminalidad en el peor de los casos. Y la cosa no parece que vaya a cambiar; por el contrario hay mucha gente sacando tajada de todo esto, aumentando sus beneficios constantemente. Los problemas de la juventud castellana no pueden entenderse sin entender los problemas estructurales de Castilla, que fundamentalmente son los mismos desde hace mucho tiempo, y sólo van a cambiar si existe una organización popular suficientemente fuerte y concienciada para hacerlo.

Por ello, nuestro lema para el vídeo promocional que hemos sacado era claro: “Ni nos vamos, ni nos echan, que se vayan ellos”. Esto es, que no se puede ser victimista, ni se puede esperar cambiar las cosas desde la comodidad. Que hay que ser conscientes de que aquí, o les echamos o estamos condenad@s a la miseria. Decía Frantz Fanon que cada generación tiene un papel histórico, que puede cumplirlo o traicionarlo. Nosotr@s desde luego hemos decidido cumplirlo y por ello nos quedaremos aquí a luchar por el futuro de nuestra tierra.

alt=""

HK: Para acabar tenéis este espacio para añadir lo que queráis.

Yesca: Pues agradecer el interés por la realidad de nuestro pueblo por parte de herrikolore.org y enviar un fuerte abrazo internacionalista el pueblo vasco, especialmente a tod@s l@s descendientes de castellan@s emigrad@s allí, y por supuesto a la juventud vasca que tanto ha luchado y ha sufrido por construir un pueblo mejor para tod@s. Estáis por supuesto invitad@s a conocer Villalar este 23 de Abril y siempre.