Publizitatea
Bannerra
Cocodrilo no es animal de compañia PDF fitxategia Inprimatu E-posta
2008/07/13

KOLABORAZIOAK

Antonio Fernandez
- Barakaldoko Askapenako kidea

La experiencia histórica proporciona más enseñanzas que todas las enciclopedias juntas. Es testaruda, nunca se baja del burro y cuando dice que algo es así, es que es así, no como nosotros o nosotras quisiéramos. Durante miles de años, los cocodrilos han devorado, todo tipo de herbívoros, y por ese simple dato sabemos de sobra que si dejamos un corzo, junto a uno de estos reptiles, acabara en sus fauces, mas pronto que temprano.

           El cocodrilo es un animal fascinante. Astuto y paciente, siempre sabe esperar bajo las aguas el momento propicio, sabe como conseguir que sus presas beban confiadas, esperando su momento. Su momento llegara y además, por eso de la experiencia histórica, siempre llega.

           Cocodrilos, que despedazan, devoran, que matan sin piedad alguna, cocodrilos que reposan bajo el sol, su victoria, cocodrilos, que gastan la menor energía posible, para conseguir sus fines. Definitivamente, cocodrilo no es animal de compañía y por más que lo tengas desde cría y lo alimentes y cuides, te atacara y destruirá en cuanto pueda.

           Resulta absurdo tratar de llevarse bien con un cocodrilo ni hacerle carentoñas o tratar de convivir con el, en plan de buena vecindad. Los cocodrilos, no tienen amigos, tienen intereses.

            La experiencia histórica, nos enseña que durante muchos años, la URSS y los países socialistas, potenciaron, lo que se llamo en su época la coexistencia pacifica. Miles de horas desperdiciadas, en interminables reuniones con el imperialismo, tratando de encontrar puntos de acuerdo, un desarme que nunca llego, una forma de hacer convivir dos sistemas políticos irreconciliables en el planeta. Dándole de comer de la mano al cocodrilo.

          Todo lo que tenia de sincera y bienintencionada la política soviética de coexistencia pacifica, lo tenia de ingenua. El capitalismo y el fascismo son como esos cocodrilos, que bajo el agua, esperan a que vayas a beber confiado. Su momento llegara y llego.

         Los cocodrilos de USA, potenciaron un militarismo agresivo, que desgasto a la URSS. En ningún momento dejaron de intrigar contra el socialismo, de jugar sucio, de organizar guerras de pequeña intensidad en el tercer mundo, de patrocinar a los mal llamados disidentes democráticos de los países del Este, de obligar al Pacto de Varsovia en seguirles en la alocada carrera armamentística. Su política era agresiva y se metían la coexistencia pacifica, por donde acaba la espalda.

        Es preciso aplaudir las intenciones de la URSS de generar un mundo en paz, pero al mismo tiempo hay que decir, que eran más ingenuos que el abuelo de Heidi. Si en vez de insistir en la llamada coexistencia pacifica, hubiesen plantado cara al imperialismo consecuentemente, si en vez de tantos paños calientes con los fascistas yanquees, hubiesen jugado sus cartas y hubiesen potenciado movimientos anti imperialistas de resistencia en todo el mundo, a lo mejor otro gallo nos cantaba hoy día. Tan sencillo como lo que planteaba el Che. Crear uno, dos, miles de Vietnam…y dejarse de tanta coexistencia  pacifica, con unos señores, que ni son pacíficos, ni lo desean ser.

       El imperialismo y el fascismo, solo creen en la paz de los cementerios, nada de empatar, ellos o ganan si, o si. Ese fue uno de los grandes errores del bloque socialista, no apreciar en su totalidad la agresividad del capitalismo y no aplicarle recetas consecuentes. Recetas de plantarle cara, no de paños calientes.

      Hoy el cocodrilo, descansa su victoria bajo el sol. Pero parece ser, que algunos no aprenden de la historia, o no saben leerla. Hablando de cocodrilos, uno de los peores reptiles que ha dado el planeta, hoy se ha plantado en Venezuela, a insultar con su mera presencia al pueblo de Bolívar, parece que Hugo Chávez, quiere reeditar la política de coexistencia pacifica, con su vecino colombiano.

    A estas alturas de la película, los mandatarios venezolanos, ya deberían saber, que Uribe, aparte de un fascista indómito y un narcotraficante contrastado, es un cocodrilo, que esperara su oportunidad para apuñalar por la espalda a su hermano venezolano. Toda política de coexistencia pacifica, de buen rollo, de seamos buenos vecinos, no servirá de nada, por mas que nos digan. Uribe es el Israel en la zona y juega su papel en los planes del imperio. Y lo hará. Por más que Hugo Chávez, haga renuncias, critique a las FARC y les pida la desmovilización, por más que Venezuela haga múltiples esfuerzos, en no disgustar al vecino colombiano, no servirá de nada. Al tiempo.

   El capitalismo y el imperialismo jamás se han resignado a que los pueblos se emancipen y puedan crear su propio futuro, siempre contraataca y para la revancha del imperio en Venezuela, pieza fundamental es Colombia y el hermano Uribe. Por mas que Chávez le este agasajando estos días, las intenciones del hermano colombiano siguen intactas.

    Mas pronto que tarde, la revolución bolivariana, si de verdad, quiere recorrer la senda socialista, tendrá que forjar alianzas con los trabajadores y no con los empresarios, como últimamente anda haciendo y tendrá que reconocer a sus amigos, no entre asesinos de la ralea del cocodrilo Uribe, sino con los que andan creando uno, varios Vietnam. La experiencia histórica es inexorable y nunca se equivoca. Uribe no es hermano del pueblo venezolano y el cocodrilo no es animal de compañía.

Iruzkinak (0)

Iruzkina idatz ezazu

laburra | luzea

busy
 
Loading..
Uztaila 2019 Abuztua 2019
As As As Os Os La Ig
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31
Egun hauetan ez dago ekintza programaturik
Ikusi agenda osoa

Get Flash to see this player.