“Hacemos un llamamiento, con toda la fuerza de nuestra alma, para que pare la violencia en Sahara" Inprimatu
2010/11/21

La delegación saharaui en la CAV volvió a denunciar hoy, en una rueda de prensa ofrecida en Barakaldo, la situación de brutal represión y la constante vulneración de derechos que vive el pueblo saharaui. En el interior de una de las jaimas que, desde el pasado martes, se encuentran instaladas en la explanada del mercadillo de Retuerto, entre el sonido de los "irrintzis" y gritos de “Sahara libertad, Polisario vencerá” y “Marruecos agresor, Estado terrorista”, que fueron coreados por todas las personas presentes, la portavoz de la delegación, Fatma Mohamed Salem (Representante del Frente Polisario en la CAV), acompañada por los concejales Dulcina Pereiro (PSE), Ixa Villares, Cristina Marcos y Txiki Castaños (Izquierda abertzale) y Jose Ignacio Gil (EB), así comp diversos miembros de la ONG Barakaldo con el Sahara SALAM. Fatma denunció que esta pasada madrugada ha tenido lugar una nueva redada contra saharauis en El Aaiún, que se habría saldado con unas 150 detenciones. Ante la gravedad de estos hechos, que no cesan de repetirse, exigió, tanto al Gobierno de Madrid, como a la comunidad internacional, una solución “inmediata” al conflicto político que sufre su pueblo. “Hacemos un llamamiento, con toda la fuerza de nuestra alma, para que pare la violencia en el Sahara ocupado. Nos sentimos impotentes. Los saharauis están sufriendo minuto a minuto. Nosotros aquí tenemos el apoyo de la solidaridad vasca, pero los saharauis de allá aún no han encontrado ni una luz de paz ni tranquilidad en sus propias casas. Siguen viviendo con mucho miedo, con pánico ante el ejercito marroquí, que los está deteniendo y los está torturando”, alertó.

jaimaAsimismo, aseguró que, detrás de los sucesos de las últimas semanas, se esconde el deseo del Gobierno marroquí de “terminar con toda la etnia saharaui, con una población. Y cuando digo terminar, me refiero a terminar matándonos uno a uno, a sangre fría”, matizó. “El Frente Polisario no está mintiendo, no está vendiendo nada que no sea cierto, no hay difamación. Que abran las puertas sin vetar a nadie y que vean la realidad que se vive en el Sahara ocupado, que entren en las casas y vean nuestra realidad”, exigió, en referencia al anuncio del Gobierno marroquí de permitir la entrada en el país a algunos medios de comunicación, como El País y El Mundo, que, según advirtió, es tan sólo una estrategia mediática para seguir ocultando lo que está sucediendo en los territorios ocupados, tras el asalto del ejército al campamento de El Aaiún. “No les van a llevar a los campamentos, sino a la zona donde viven los colonos”, afirmó.

"Que no nos impidan tener nuestro derecho a decidir"
En este contexto de violencia e inacción internacional, Fatma consideró muy probable que el pueblosaharaui saharaui vuelva a alzarse en armas para defender las derechos que le son negados, posibilidad anunciada estos días desde el Frente Polisario. “Si no se toman cartas en el asunto, si no para la violencia, por supuesto que el Polisario no se va a quedar con los brazos cruzados. Vamos a defender a los nuestros desde el otro lado, porque no nos dejan otra opción”, advirtió. En este sentido, recordó que el pueblo saharaui lleva veinte años buscando una solución pacífica y que siempre ha respetado las condiciones del Plan de Paz del año 1990. Pero anunció que ya pasó el tiempo de las palabras, que ahora urgen hechos concretos que detengan la represión y reconozcan los derechos de un pueblo. “¿Dónde están los cientos y cientos de resoluciones de la ONU? ¿De qué le han servido al pueblo saharaui? De nada. Son resoluciones que quedan en el papel. Ahora queremos hechos porque ya tocan lo intocable, vidas humanos. La de seres que no tienen culpa de nada, solo pedir que se respeten sus derechos como ciudadanos del mundo, pidiendo una solución al conflicto de nuestro país. A lo mejor sorprendemos al mundo decidiendo que queremos ser marroquíes, pero que nos dejen decirlo, que no nos impidan tener nuestro derecho a decidir”, demandó.

"Si no nos dejan otra opción volveremos a las armas"
No obstante, Fatma expresó su pesar ante la posibilidad de que su pueblo se vea obligado a alzarse en armas. “Un pueblo que ha experimentado una guerra nunca jamás quiere volver a pasar por ello. Volver a perder a nuestros seres queridos es lo más triste que se puede vivir. Perder al padre, a la madre, al interiorhijo, al vecino, al compatriota... Pero si no hay más remedido, si nos damos cuenta de que nadie nos va a regalar nada, que no hay una implicación internacional, ni auténtica voluntad política, si se sigue mirando hacia otro lado para no ver cómo matan a niños, mujeres y hombres, cómo les torturan, cómo les cortan en pedazos y les tiran a la calle... entonces, no nos dejan otra opción”.

Fatma no olvidó agradecer “profundamente, "en nombre de mi pueblo” el apoyo y la solidaridad mostrada desde Euskal Herria hacia la causa saharaui, así como el apoyo mostrado por el Ayuntamiento de Barakaldo, y anunció que, en las próximas jornadas, tienen previsto el anuncio de nuevas movilizaciones de protesta en las que animaron a tomar parte. “Necesitamos una solución inmediata, es imprescindible que pare la violencia”, insistió.



Mohamed Chej. Miembro de la Diaspora saharaui en Bizkaia.

Mohamed forma parte del grupo de personas que llevan acampadas desde el viernes hasta el próximo martes en la explanada de Retuerto. Nos ha explicado que varios jóvenes que como él forman parte de la diáspora saharaui en Bizkaia duermen y pasan el día en las jaimas. Ha anunciado nuevas movilizaciones y una próxima reunión con el ayuntamiento de Barakaldo.

“La gente se acerca y nos pregunta por lo que ocurre, quieren saber porqué estamos instalados aquí, y les explicamos todo, lo que ocurre, les trasladamos el mensaje, a ellos y a toda la comunidad vasca, la urgente necesidad de hablar y trabajar a favor de los derechos en el territorios ocupados y por el cese de la violencia contra los saharauis”